Madera y Nácar: Combinación perfecta

Fede CaceresRestauración y Lutería2 Comments

La madera y el nácar, ambos materiales nobles brindados por la naturaleza, el primero a través de los arboles y el segundo a través de los caparazones de moluscos marinos, están ligados entre si desde hace mucho tiempo en trabajos artesanales de todo tipo, ebanistería, marquetería y por supuesto en la lutheria.

 

Puntos de Abalone sobre Arce

Ya sea en forma de simples puntos circulares, bloques rectangulares, trapezoides hasta complejos diseños de flores, animales, letras y lo que la imaginación nos dicte este material con sus diferentes variedades se utiliza tanto para marcaciones que referencian a las notas a lo largo del diapasón como para adornar y embellecer los instrumentos y hacerlos a la vista tan hermosos como sus sonidos lo son para los oídos

 

El trabajo que traigo hoy es la colocación de marcadores de nácar en un diapasón de jacarandá de Bolivia utilizando la herramienta rotativa DREMEL 3000, la base para fresar DREMEL 335 y diversas fresas y puntas DREMEL.

 

Después de definir el diseño, cortar y dimensionar cada pieza y definir su ubicación se realiza el vaciado de las cavidades en las que luego insertaremos las piezas a incrustar utilizando el DREMEL 3000 montado en su base.

Esta es una tarea que requiere de presición y mucha paciencia ya que el fresado debe realizarse por capas de un espesor no mayor a 0.2mm por pasada (la profundidad total depende del material a incrustar, en el caso del nácar ronda los 1.5mm de espesor) para garantizar el calce perfecto de la pieza, si la cavidad quedara demasiado grande, deformada o con bordes no definidos luego habría que rellenar con resina epoxi y se notaria la desprolijidad del trabajo haciendo que no se luzca como debe. Si la cavidad resultara demasiado ajustada corremos el riesgo de romper la pieza forzándola a entrar.

En este caso cada vaciado llevo entre 8 y 10 pasadas para completarse, son en total 9 piezas de diferentes tamaños, asi que son muchas pasadas!!

No olvidemos en esta etapa utilizar los elementos de seguridad fundamentales!!!

Anteojos de seguridad

Protección auditiva

 

 

 

 

 

 

El próximo paso es un poco mas simple y rápido, preparamos resina epoxi y la mezclamos con polvo de la misma madera, que previamente hemos generado lijando un recorte, para colorearla y procedemos primero a cubrir las cavidades con el pegamento e insertar una por una las piezas hasta que queden niveladas con nuestro diapasón, ahora solo queda esperar al curado total de la resina (72hs es un tiempo ideal).

En esta imagen podemos ver cada pieza de nácar en su lugar y si prestamos atención se observa el excedente de resina epoxi coloreada que rebalso durante la colocación.

Una vez curado el pegamento solo resta nivelar las piezas con la madera utilizando lijas de diferentes granos, empezando por un grueso grano 80 e iremos aumentadolo hasta llegar a un grano 600 para el pulido final, tanto de la madera como del nácar que hemos colocado.

Ya tenemos listas las incrustaciones y estamos preparados para avanzar al próximo paso en la construcción de la guitarra, el entrastado!!!

Muchas gracias por haber llegado hasta aca

Fede Caceres Luthier

Ajustando la herramienta antes de empezar

Piezas de nacar de diferentes tipos y tamaños

2 Comments on “Madera y Nácar: Combinación perfecta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *